11 nov. 2010

La Marcha más larga.


Marcha al castro cántabro en la Espina del Gallego.


AITOR CARRACEDO, ANTONIO MORALES. Torrelavega

El día 26 – 10 – 2010 un grupo de alumnos y de alumnas del IES Zapatón realizaron una marcha al castro situado en las inmediaciones de la localidad de Castrillo Pedroso.

El castro en el Siglo II A.C. , estaba habitado por un grupo de cántabros. Cuando se decidió pacificar el norte de Hispania establecieron guarniciones permanentes a ambos lados del castro sitiándolo.

El castro está situado en el monte de la Espina del Gallego. Desde esa elevación se controla el norte del valle de Toranzo y la Cuenca del Pas hasta la bahía de Santander y por el oeste el valle de Iguña.
La muralla estaba formada por bloques de arenisca sostenidos por un relleno de cascajo.
Las medidas de la muralla eran dos metros de anchura y tres metros de altura.

Está en comunicación visual de cumbre a cumbre con los castros de Los Agudos , Cueto del Agua y Alto del Cueto , divisándose también por el norte el del Dobra.

El castro fue sitiado por Roma


Campamento romano de Cildá

Está situado a unos 2 kilómetros al sudeste del castro, en un monte de la misma sierra llamado Cildá. Gracias a las fotos se descubrieron las líneas defensivas del castro a base de terraplenes y fosos. La existencia de dos lineas defensivas paralelas en la ladera oeste, situada frente al castro de la Espina del Gallego indica que este era el flanco del campamento situado frente al enemigo.

Subida al castro

Cuando bajamos del autobús la gente recogió sus mochilas y nos pusimos en marcha.
Los primeros dos kilómetros son soportables, pero de repente divisamos a lo lejos una enorme cuesta.
Subimos esta fatigosamente, y ya arriba nos encontramos con un trecho llano. Tras unos metros una nueva cuesta, más empinada que la anterior. El profesor nos dice que esta no es la peor, que todavía hay otra más desalentados e intrigados recorremos el trecho que nos separa de la cuesta . Cuando llegamos al pie de esta nos encontramos con un camino de hormigón, surcado por líneas horizontales. Subimos ly cuando llegamos a la cima, nos encontramos con un estrecho sendero que sube por la ladera de la montaña. El profesor nos explica que ese sendero era antaño una calzada romana.
Subimos por la calzada romana y con cierta dificultad llegamos a la cima. En la cima el profesor nos explica un poco la situación del castro y despues comemos.
La bajada fue más sencilla pero a nosotros nos parecía peor debido al cansancio . Cuando llegamos al punto de partida , nos dicen que tenemos que llegar a Castillo Pedroso, el pueblo donde nos espera el autobús.
Este autobús nos lleva al parque de Borleña, en el cual ya descansamos.

1 comentario:

Sara dijo...

Esta noticia está muy bien redactada, para los que no acudieron a esta marcha es muy informativa. Buen trabajo.