10 may. 2011

Cades: la ferrería




AITOR CARRACEDO / ANTONIO MORALES. Torrelavega




El pasado miércoles 6 de abril se realizó una actividad extraescolar en la ferrería de Cades convocada por los departamentos de Ciencias Naturales y Tecnología.

Después de visitar El Soplao los alumnos nos dirigimos a la ferrería de Cades (la ferrería era una antigua instalación siderúrgica en la que se transformaba mineral de hierro en metal). Una vez allí descansamos en un prado enfrente de la ferrería para recobrar fuerzas antes de la visita a la misma.


Una vez acabado el descanso nos dirigimos hacia el interior de la ferrería, mas concretamente hacia una sala donde nos sentamos en el suelo para ver un filme. Cuando este terminó nos hicieron unas preguntas sobre lo que creíamos qué era una ferrería y qué se fabricaba en la misma. A continuación, nos dirigimos hacia una maqueta estacionada en la sala de recepción y nos explicaron cómo funcionaba una ferrería y qué se hacía en ella. Después nos condujeron a la zona de trabajo y nos hicieron una demostración. La ferrería funciona de la siguiente manera. Primero, abren la compuerta del agua para que esta salga y haga que la rueda del molino gire, lo que hace que dos enormes fuelles aviven el fuego donde se pone el mineral de hierro bajo una capa de tierra para extraer el metal. Después se abre otra compuerta por donde sale más agua, que hace girar otra rueda de molino la cual acciona un martillo que golpea contra un yunque; en ese yunque se ponía antiguamente el hierro al rojo para darle forma.

Los que realizaban este trabajo eran los ferrones, unos hombres venidos de Euzkadi para encargarse de las ferrerías, ya que eran los mas cualificados para ello. Los ferrones vivían en la misma sala donde trabajaban, en concreto en las vigas del techo. Los ferrones se organizaban en dos turnos de doce horas para así no detener la producción de hierro en ningún momento. También vimos los aposentos del maestro ferrón, una sala contigua a la principal con un camastro y una mesita en su interior. Los ferrones trabajaban de invierno a primavera y descansaba en el verano ya que el calor hacía imposible su tarea.


Después de visitar la ferrería fuimos a un molino que estaba justo al lado. Allí tuvimos que entrar por grupos. En el molino nos explicaron cómo la gente iba al molino desde muy lejos para moler su trigo y que tenían que darle un porcentaje al molinero. Luego pusieron en funcionamiento el molino y nos explicaron que luego había que separar la harina del salvado.

Y al concluir la visita embarcamos en el autobús y partimos hacia nuestros hogares con gratos recuerdos.

No hay comentarios: