31 ene. 2012

¿Sabes lo que eliges?



SIGRID GONZÁLEZ, PAULA LAVÍN.Torrelavega



Supongo que muchos de vosotros habréis escuchado que se aumentará el Bachillerato. Pero no, por suerte, no es lo que estáis pensando.

La propuesta del nuevo presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de hacer un bachillerato de tres años no es nueva en los 'corrillos' educativos. Estaba en las peticiones de algunos sectores desde hacía tiempo pero siempre con un matiz que consideran imprescindible: mantener la educación secundaria hasta los 16 años.



Mariano Rajoy ha sido muy ambiguo pero en el discurso diferenció entre la edad máxima de escolarización, los 16 años, de la de la Educación Secundaria. Nosotros veníamos reclamando que se flexibilizara el currículum de bachillerato pero no tocar la ESO.

Ni profesores ni padres tienen todavía muy claro cómo quiere el nuevo presidente del Gobierno hacer este bachillerato de tres años. Se habló de retrasar hasta los 19 la entrada de los alumnos a la universidad, para no cambiar la ESO.

La única concreción de este anuncio ha venido del Partido Popular: "Se hará recortando el cuarto año de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO)".

Ahora, los estudiantes deciden, a los 16 años, si optan por hacer bachillerato o un módulo profesional y ahora se cambiaría a los 15.

No es positivo eliminar cuarto porque con las modificaciones que ya se hicieron el año pasado se quedó casi como un curso a medio camino del bachillerato y no era necesario este cambio. Es un problema para alumnos y profesores.



Sin embargo, los padres no tienen esa misma opinión. La Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA) se muestra totalmente en contra de que el aumento sea a cambio de reducir la Secundaria.

En lo que sí estarían de acuerdo todos los miembros de la comunidad educativa es en que el bachillerato de tres años supusiera un incremento 'por arriba', para garantizar la formación mínima de todos y mejorar la preparación de los futuros universitarios al mismo tiempo.


Nosotras creemos que hay que dejar claro que no se va a reducir la edad de enseñanza obligatoria a los 15, porque es un escenario que no nos gusta. No se puede volver a adelantar la edad a la que los alumnos tienen que elegir su futuro. Ambos partidos mayoritarios cometen el mismo error una y otra vez. Tratan los estudios de la misma manera que hacen con los trabajos: muchas horas, independientemente de que estas sean productivas o no. No son necesarios más años ni más horas. Lo que hace falta es calidad para que esos años y esas horas sean productivas. Nosotras somos claramente partidarias de reducir los años y las horas que debemos dedicar los alumnos al estudio, pero siempre y cuando esos años y esas horas se aprovechen al máximo: hacen falta muchos medios y un cambio de chip, empezando por los programas y terminando por los profesores. Y creemos, además, que no tiene que ser necesariamente más caro.
¿Somos las únicas que pensamos que están jugando al si cuela, cuela y si no me la pela?

¡Adiós!


Primera Imagen recogida de Internet.
Segunda Imagen recogida de Internet.

No hay comentarios: